PILOTO

nota: Paso todas las entradas a wordpress, desde blog chusco.

3, 2, 1..

Pues ya está, arrancamos antes de que me arrepienta.

Esto de los blog siempre me pareció algo para personas que tenían cosas que contar. Pero yo ¿que coño voy a tener que contar?

Pues como veréis poca cosa, pero mis investigaciones sociológicas caña en mano me dicen que hay que acreditar la tenencia de un blog para acabar de completar la cuadratura del círculo chic y poder airearlo en cualquier barra de bar, after en su defecto, a las 7 de la mañana con un ojo cerrado mientras entran los primeros y últimos rayos de sol por la ventana. Por tanto aquí estoy. Intentando exprimirme el córtex para hacer una presentación que no sea algo tan horrendo que expulse de inmediato al insensato que se acerque por primera vez a estas líneas.

Si siguen ahí les comentaré un poco de que va el tema. De entrada sabía el eje que iba a vertebrar el blog: Música e Historia. Y de repente, el nombre me salió. Escuchando el spoti y leyendo sobre la batalla de Rocroi se hicieron un nudo dos conceptos. Me pareció aceptablemente ingenioso, suficientemente atractivo y perfectamente gilipollas para poder empezar con garantías esta locura. Las incursiones al panorama musical, (con la habilidad crítica de un festivalero de resaca) y al anecdotario histórico (con la claridad de un historiador novel, también, de resaca); estarán acompañadas por alguna que otra entrada que aborde temas de la más diversa índole. Desde Fúrbol a series, pasando por curiosidades variadas (cc @Muyinteresante y tal). Postearé de guindas a brevas, también os digo. Sobre la marcha, sin orden ni concierto y lo que el tiempo y la santa pereza me permitan.

Queda inagurado el turno de preguntas.

(…)